Islandia – Isla de contrastes

Esta isla situada el extremo de Europa, con 320,000 habitantes en 103 000km2, con su bella capital Reykjavík , sus volcanes (que inspiraron a Julio Verne) géiseres, icebergs, fiordos, cascadas increíbles y caballos que todavía se encuentran en libertad, reúne unos atractivos que difícilmente podrías encontrar en otros países.

Durante tu viaje a Islandia podrás disfrutar de una comida y cultura espectacular y sentir la mágica atmósfera a la que contribuye no sólo la geografía, sino también sus criaturas místicas y Elfos.

Día 1. Vuelo desde España a Reykjavík
Vuelo desde Madrid, Barcelona o Alicante con destino a Keflavík.
Recogida y traslado desde el aeropuerto internacional Leif Eriksson hasta el alojamiento.
Los vuelos directos desde España son nocturnos, llegando de madrugada.
Noche en albergue/apartamento.

Día 2. Península de Reykjanes – Círculo de Oro
Partiremos en nuestro vehículo 4×4 por la mañana hacia Krýsuvík, zona cercana a Reykjavík donde la dorsal oceánica sale a la superficie ofreciéndonos numerosas fumarolas, charcos de agua y lodo hirviendo, muestra de la gran actividad geotérmica de Seltún que discurre bajo nuestros pies en esta maravillosa isla. En esta zona pasaremos también cerca del lago Kleifarvatn, que con 9 km de superficie, es uno de los más profundos de la isla, llegando a estar 107 metros por debajo del nivel del mar.
De camino hacia las tierras altas de Islandia, visitaremos el Parque Nacional de Þingvellir, en un precioso valle que sirvió de punto de encuen­tro para el primer Parlamento islandés y lugar por donde pasa la falla que separa Europa de América. Probablemente el lugar históricamente más importante de Islandia.
Nos dirigiremos a Geysir, el famoso surgimiento de aguas termales que ha dado nombre a este espectacular fenómeno de la naturaleza en todo el mundo. Aquí podremos visitar éste y otros manantiales como el de Strokkur, a tan sólo unos pocos metros de Geysir, donde podremos ver cada 6 minutos aproximadamente cómo expulsa una columna de agua de entre 15 a 30 metros de altura, estos manantiales están rodeados de piscinas lechosas y pozas de perforación.
Desde allí visitaremos la que probablemente es la catarata más renombrada de Islandia, Gullfoss, situada en un lugar donde el rio Hvitá desploma un impresionante cañón tallado en roca volcánica, esta catarata cuenta con una caída total de 32m repartidos en dos tramos. Aquí podremos contemplar, en los días soleados, los colores del arco iris dibujados en la cortina de agua y además nos podremos acercar al borde para verla en todo su esplendor.
Atravesaremos las tierras altas islandesas, donde descubriremos Hjálparfoss, una de las cascadas del sur menos conocida pero igual de asombrosa, situada en los campos de lava al norte de volcán Hekla, donde en días despejados podremos contemplarlo en la distancia con increíbles vistas. Noche en albergue/refugio.

Día 3. Landmannalaugar – Tierras Altas de Islandia
Nos despertaremos en uno de los más bellos emplazamientos en el interior de la isla para dirigirnos hacia Landmannalaugar, conocido por sus paisajes de extrema belleza y por su río de aguas termales rodeado de un magnífico paisaje de lava y cumbres de origen volcánico.
Nos encontra­remos en el área geotermal más grande de toda Islandia de ahí su nombre “tierra de los hombres donde emanan lagos de agua caliente” o Landmannalaugar. Además de visitar el cráter Ljotipollur con agua en su interior, realizaremos una excursión de día que nos llevarán hasta la cima del monte Blahnúkur y por la zona del volcán Brennisteinsalda donde podremos disfrutar de las impresionantes vistas, colores y campos de lava que han hecho mundialmente conocida a Landmannalaugar, repleta de cráteres y fumarolas. Para terminar el día, nos relajaremos en el cálido y reconfortante río de agua termal natural.
Para disfrutar de este mágico lugar, cada verano instalamos un domo geodésico polar, exclusivo de Tierras Polares calefactado y preparado para el grupo, igual a los utilizados en los campamentos de Groenlandia y la Antártida, un entorno y un lugar para soñar despierto.
Noche en refugio/domo.

Día 4. Parque Natural de Skaftafell – Vatnajökull
Este día nos dirigimos hacia el Parque Natural de Skaftafell en nuestro vehículo con tracción 4×4 a través de las tierras altas, con la visión continua del Vatnajökull, la masa helada más grande de Europa. El glaciar cuenta con una superficie de 8.400 km2 y ocupa el 13% de la isla. En algunos puntos la capa de hielo llega a alcanzar el kilómetro de espesor.
Realizaremos un sencillo trekking que, dependiendo de las condiciones, durará de 2 a 3 horas, y donde podremos contemplar las vistas más espectaculares del inmenso Vatnajökull y sus lenguas de hielo. Desde el mirador de Sjónarnipa, podemos ver el pico Hvannadalshnúkur que con sus 2.111 metros se erige como la cumbre más alta de la isla, así como el tercer pico Snæbreið con 2.041 metros. Finalizaremos nuestro camino a los pies de Svartifoss, la afamada cascada en cuyas columnas de basalto cristalizado está inspirada la iglesia de Reykjavík.
Noche en albergue/granja.

Día 5. Jökulsárlón – Kirkjubæjarklaustur
Para comenzar el día con buen pie visitaremos el cercano Jökulsárlón, el fabuloso y mayor lago glaciar repleto de icebergs flotando. Desde su orilla se pueden avistar focas y aves marinas, dada su cercanía a una gran playa desde donde pueden verse salir los icebergs a mar abierto.
También veremos uno de sus vecinos menos conocido Fjallsárlón, en uno de los lugares más tranquilos de la zona donde los grises, blancos, azules y negros hacen de esta laguna un lugar fantástico con una impresionante caída de lengua glaciar de fondo.
Realizaremos una sencilla marcha, asequible para todo el mundo, con crampones, por una lengua del glaciar, siendo testigos de las increíbles formaciones del hielo, sus grietas y glaciares colgantes.
Nos dirigimos hacia uno de los cañones más espectaculares del sur, cerca del pueblo de Kirkjubæjarklaustur, sus impresionantes vistas hacen de éste un lugar de fantasía con hasta 100 metros de profundidad. El “cañon de fuego” o Eldgjá fue creado por la erosión progresiva de las corrientes de agua de los glaciares a través de las rocas durante milenios, y que veremos cubierto por coloridos campos de líquenes verdes y musgos luminiscentes.
Noche en albergue/granja.

Día 6. Skógar – Vík – Reserva natural de Dyrhólaey
Emprendemos nuestro viaje hacia el sur atravesando el campo de lava más extenso del mundo y la gran superficie de arena Skeiðarársandur donde veremos a nuestro paso el efecto de las erupciones volcánicas.
Pararemos en Skógar, donde daremos comienzo a una marcha a pie visitando primero la impre­sionante cascada de Skógafoss, con una caída de 60 metros, es una de las cascadas más grandes del país. Haremos senderismo disfrutando de la vista de los glaciares de Mýrdallsjökull, Eyjafjallajökull y el océano Atlánti­co, así como de las múltiples cascadas que nos brinda el río Skógar (nada más y nada me­nos que 24 en sus apenas 10 km de longitud). Tras realizar esta ruta, que nos llevará entorno a 4 horas, nos dirigimos a la reserva natural de Dyrhólaey, unos magníficos acantilados proyectados sobre el océano, donde anidan los frailecillos y otras aves.
Como colofón para este intenso día lleno de descubrimientos nos espera Vík. Allí nos encontraremos con la magnífica playa de arena negra volcánica, flanqueada por sus conocidas columnas de basalto, y con una visión perfecta de los gigantes de Reynis­drangar, formaciones marinas de los Trolls que configuran una imagen icónica de la isla.
Noche en albergue.

Día 7. Cascadas del Sur – Hveragerði
Nos dirigimos hacia Reykjavík parando en el camino en la cascada Seljalandsfoss (con 54 metros de caída) en la que podremos pasar por detrás de la cortina de agua para a continuación descubrir Glúfrafoss, la cascada escondida en una cueva del acantilado.
Nos acercaremos a las laderas del Eyjafjallajökull, glaciar que cubre el volcán del mismo nombre por donde salieron las riadas de lodo y agua caliente durante la erupción del volcán en 2010, y donde podremos contemplar los cambios del antes y el después de la zona.
Pararemos en Hveragerði, la zona termal más cercana a la capital, donde cultivan flores y hortalizas en numerosos invernaderos. Haremos una excursión por un valle único, regado por un sorprendente río de agua caliente.
Noche en albergue en Reykjavík/apartamento.

Día 8. Vuelo desde Reykjavík a España
Los viajeros con vuelos directos podrán disfrutar de la mañana en la capital islandesa. Traslado al aeropuerto. Vuelo de regreso.

Deja un comentario